Cada vez más empresas eligen la innovación social

Esta corriente de la innovación permite a las empresas ejecutar la responsabilidad social, tener un mayor impacto positivo entre consumidores y posicionar su marca a través de la lealtad.

La innovación es un concepto que se liga a la tecnología, sin embargo va más allá de lo que comúnmente se considera, ya que puede tener implicaciones sociales para una empresa que necesita renovarse para sobrevivir en un futuro con reglas diferentes y donde las tecnologías son un factor de cambio.

Desde la perspectiva empresarial, la innovación implica más que sólo ser socialmente responsable. El emprendimiento social es un fenómeno integral que no sólo abarca un departamento, sino que permea en la cultura e identidad de una compañía.

En la actualidad, son más notorios los cambios en la interacción social y en la creación de negocios en la denominada era digital. Y en ese sentido, una de las finalidades de la innovación social es construir negocios con un propósito: emprendimientos que buscan tener impacto social positivo y un claro retorno económico.

Las empresas pueden acercase a los consumidores e invitarlos a ser parte de nuevos proyectos o productos, lo cual genera retornos tangibles como lealtad, posicionamiento y, a un costo menor, el manejo de bases de datos relevantes.

Además, a través de la innovación social, se pueden diseñar, difundir y cultivar nuevas estrategias, conceptos, organizaciones que contribuyen al desarrollo de una comunidad y fortalecen vínculos entre sus miembros, lo cual se traduce en nuevas formas de participar en la economía de un país o región.

Para que una empresa opte por el camino de la innovación social, debe tener en consideración algunos factores, tales como las plataformas participativas, iniciativas ciudadanas, el emprendimiento cívico y el talento ciudadano. De esta manera logrará un mayor impacto, pero con una causa bien definida.

Fuentes: Forbes, Plan Nacional de Innovación Social, innovationthoughts.com

Deja un comentario