Facilitar la introducción al mercado

VALORIZACIÓN TECNOLÓGICA

DESCRIPCIÓN Y OBJETIVO

El valor de una tecnología depende del modelo de negocio que se le asocie. Por este motivo, se conoce como “Valorización tecnológica” al conjunto de acciones que se orientan a dotar de valor comercial una tecnología, con el objetivo de que pueda ser transferida al tejido industrial, es decir, para facilitar su llegada al mercado. Aunque a veces se habla de valorización tecnológica como el proceso de asignar un valor (precio) a una tecnología, eso no es más que parte de las acciones necesarias para que una tecnología llegue al mercado y, por lo tanto, constituye una definición parcial. Esta píldora de innovación incluye el conocimiento básico sobre ambos temas: la valorización entendida en un sentido amplio, y también entendida como el proceso de asignación de valor.

La valorización tecnológica implica tareas de detectar, evaluar, proteger, valorar, desarrollar, promover y comercializar la tecnología innovadora en el mercado.

A menudo la valorización tecnológica se relaciona con las universidades, centros de investigación u otras entidades del sistema de ciencia y tecnología, aunque las empresas también pueden llevar a cabo procesos de valorización. En el caso de las universidades, la transferencia de tecnología se considera cada vez más importantes (se habla a menudo de la tercera función de la universidad, detrás de la formación y la investigación). Por este motivo, muchas universidades están creando sus propios departamentos de valorización, que analizan el stock de conocimientos y tecnologías de sus grupos de investigación y buscan fórmulas para su explotación comercial.

EL PROCESO DE VALORIZACIÓN TECNOLÓGICA

El proceso de valorización tecnológica comprende tres fases: identificación, maduración y comercialización. Aunque estas tres fases suelen llevarse a cabo de manera secuencial, es posible que dependiendo del nivel de desarrollo de la tecnología, tengan lugar parcialmente en paralelo.

La identificación es el proceso consistente en detectar una tecnología y analizar su potencial de mercado y decidir cuáles deben ser los análisis, pruebas, etc. necesarios para contrastar este potencial. Forman parte de este proceso las siguientes actividades:

  • Análisis del estado del arte
  • Definición de la política de protección de la propiedad intelectual (patente, secreto industrial, etc.)
  • Análisis de la competencia
  • Revisión del estado de desarrollo y el gap hasta el nivel de desarrollo necesario

La maduración es la fase intermedia, en la que se llevan a cabo todas las actividades necesarias para poner el producto a punto para su comercialización. Las actividades típicas de esta fase son:

  • Fabricación de prototipos y desarrollo de procesos piloto
  • Prueba de concepto y de campo
  • Escalado
  • Plan de negocio preliminar
  • Estudios de mercado
  • Primeros contactos con clientes y o mercados
  • Oferta tecnológica

Por último, la comercialización tiene como objetivo poner la nueva tecnología en el mercado, a menudo a través de la creación de una nueva empresa de base tecnológica (spin-off o spin-out), licenciando una patente a una empresa ya constituida o bien mediante otros tipos de contratos de transferencia. Las actividades que se llevan a cabo en esta fase son:

  • Plan de comercialización de la tecnología
  • Intensificación de contactos con posibles clientes
  • Plan de Negocio definitivo, en el caso de crearse una nueva empresa de base tecnológica
  • Actividades de difusión de la oferta tecnológica

LA ASIGNACIÓN DE VALOR A UNA TECNOLOGÍA

La Asociación Española de Normalización (AENOR) publicó en 2012 una norma titulada “UNE 166.008: Gestión de la I+D+i: Transferencia de Tecnología”, que constituye una referencia muy interesante en el ámbito de la valorización entendida como asignación de valor. Esta publicación menciona dos conceptos importantes a considerar cuando se habla del valor de la tecnología: activo intangible y valor razonable.

Un activo intangible es un recurso controlado por una entidad, obtenido como resultado de sucesos pasados (en este caso, principalmente proyectos de I+D), y del que espera obtener beneficios en el futuro. Algunas características comunes de los activos intangibles son su naturaleza no física aunque documentable, su capacidad para ser protegidos legalmente, y su potencial capacidad para ser identificables por separado de los activos de otra organización.

El valor razonable es el importe por el cuál puede ser intercambiado o licenciado un activo entre un comprador o licenciatario y un vendedor o licenciante adecuadamente informados, en una transacción libre.

Hay varios factores que tienen influencia en el valor final de un activo intangible, tal como se resume en la tabla siguiente:

valorizaciontecnologica

Los métodos de valorización son en parte retrospectivos y en parte prospectivos, ya que se centran en los datos históricos de ingresos y gastos y en los ingresos previstos.

La citada norma recoge algunas de las principales metodologías de valorización, que se difieren entre ellas según su nivel de complejidad y fiabilidad:

valorizaciontecnologica_1

Estas metodologías se resumen a continuación:

El método basado en costes es el más simple de aplicar, sin embargo, tiene la desventaja de no capturar los beneficios o retornos futuros resultantes de la explotación de los activos. Este método puede subestimar o sobreestimar el valor de los activos ya que los costes no guardan necesariamente correlación lineal con los beneficios o retornos esperados de la explotación los activos.

En su evaluación se utilizan tres enfoques:

  • la estimación de costes de desarrollo o adquisición
  • la estimación de los costes de reposición o reemplazo
  • la estimación de los costes de reproducción o replicación

Este método de valoración basado en costes suele ser el adecuado cuando el activo no es único y puede ser fácilmente reemplazable.

El método basado en el mercado o transacciones equiparables se apoya en la identificación de transacciones similares entre organizaciones no vinculadas. Por lo tanto, influye en este la información disponible sobre transacciones similares.

El análisis de transacciones similares, controladas (oficiales) y no controladas (privadas), que se conoce como “análisis de comparabilidad”, es la base de la aplicación del método. Los datos relativos a operaciones no controladas son difíciles de obtener, o pueden ser incompletos en uno o más aspectos. Los datos de operaciones controladas suelen estar disponibles.

Este método puede ser el adecuado para activos que no sean únicos, cuando exista información pública y contrastable relativa al precio acordado entre partes independientes por la licencia de uso o cesión de activos intangibles similares en condiciones equiparables (similares fechas, ámbito geográfico, condiciones y características de la licencia, etc.).

Cuando los activos a valorar sean únicos o muy singulares y sea muy difícil identificar una transacción comparable no será posible aplicar este método.

El método basado en el cálculo aproximado del ingreso/beneficio económicos pasados y futuros valora la contribución económica que tiene el activo en su uso actual y/o futuro para el propietario actual (y/o para el potencial comprador o licenciatario del mismo). Pueden desglosarse en cinco categorías:

  • método de capitalización de ganancias históricas: Se obtiene el valor de los activos al multiplicar la rentabilidad histórica del activo por un factor determinado (por ejemplo, la estabilidad, la cuota del mercado, la internacionalidad, la tendencia a la rentabilidad, el apoyo y la protección de la comercialización, la publicidad, etc.).
  • método del componente o prima de precio: busca determinar el ingreso o beneficio adicional que se puede asignar a un activo intangible por otros factores (por ejemplo, la diferencia en precio entre un producto patentado y uno genérico);
  • método del ahorro en costes: se determinan los ahorros en la producción que se pueden atribuir al activo intangible.
  • método del cálculo del ahorro en cánones: se examina lo que el dueño del activo debería pagar si no fuera de su propiedad y tuviera que acogerse a un contrato de licencia del activo en contraprestación al pago de un canon.
  • método basado en descuentos de flujos de caja futuros: se basa en el potencial futuro del activo. Consiste en realizar una predicción de los ingresos futuros estimados del activo intangible, capitalizándolos al valor presente neto.

CONCLUSIONES

Las tecnologías por sí solas no disponen de un valor objetivo, su valor depende del modelo de negocio que les asociemos. Por este motivo, el proceso de llevar una nueva tecnología al mercado exige una serie de etapas que son las que permiten agregar valor a esa tecnología y hacerla apta para su venta. Estas etapas van desde la identificación de una tecnología susceptible de ser valorizada hasta su comercialización efectiva, pasando por el desarrollo del producto o servicio en el que se materializa la tecnología, el desarrollo de prototipos y pruebas, el desarrollo de los correspondientes procesos de fabricación, la realización del plan de negocio y la búsqueda de clientes potenciales. La asignación del valor (precio) es parte de este proceso, y puede hacerse según varios métodos; todos ellos corresponden a diferentes tipos de aproximaciones, y debe seleccionarse el más adecuado en función de la naturaleza del activo que se quiere valorizar.

LINKS

http://www.aenor.es/aenor/normas/normas/fichanorma.asp?tipo=N&codigo=N0049691#.VLfMEtKG_7Y

PALABRAS CLAVE

Transferencia de tecnología, activo intangible, protección de la propiedad intelectual, valor razonable, comercialización, spin-off, plan de negocio.

La valorización tecnológica es el conjunto de acciones que se orientan a dotar de valor comercial una tecnología, con el objetivo de que pueda ser transferida al tejido industrial

valorizaciontecnologica_2

download

Deja un comentario